dissabte, 16 d’agost de 2008

El caballero oscuro



Dos horas y media de un Batman, por fin para adultos (como Batman Begins), que permiten crear una profundidad de personajes y de historia imposible en las anteriores entregas de los 90. Espectacular de inicio a fin, consigue explotar notablemente las cualidades del elenco de actores: Christian Bale, Michael Caine, Morgan Freeman, Gary Oldman o la natural Maggie Gyllenhaal.

A Heath Ledger lo pongo aparte, pues su interpretación de sádico y caótico villano es sencillamente brutal, perfecta, magistral. Digna de ser estudiada en las escuelas de interpretación. Con su legado, Ledger pasa a la historia de las mejores interpretaciones de villanos, donde también encontraríamos al Anton Chirgurh de Bardem, o al Hannibal Lecter de Anthony Hopkins. Su papel es impresionante, insuperable, sublime, y se come a un gran Bale durante toda la película, a pesar de contar con un doblaje que no está a la altura de los personajes.

Christopher Nolan ha situado alto, pero muy alto, el listón de la realización de películas de superhéroes. Los grandes planos, la utilización de una efectiva banda sonora, y el ritmo caótico y frenético (que hace que en alguna ocasión cueste de digerir) son solo algunos ingredientes que conforman una gran película, convertida ya en todo un referente inmediato de la historia del cine.

dimecres, 13 d’agost de 2008

Can Tunis, el documental

A medida que la complejidad social, la industrialización y la urbanización avanzan globalmente, la antropología estudia cada vez más los procesos y los problemas sociales que se van creando. Esta rama, la antropología urbana, cuenta con un lado teórico (de investigación básica) y con una variante aplicada, que consiste en el estudio etnográfico y transcultural de la urbanización global y de la vida en las ciudades.

Un claro ejemplo de documento etnográfico sobre antropología urbana lo encontraríamos en el documental "Can Tunis", realizado por Paco Toledo y José González Morandi. Es un documental intenso e impactante que narra el último período de ese barrio marginal hasta su demolición en 2005 por las excavadoras, debido a la ampliación de los terrenos del Port de Barcelona. Sin posicionamiento, sin mostrar una postura determinada ni ofrecer ningún juicio de valores, simplemente mostrando la realidad cotidiana, el día a día, la vida del que era un barrio conocido por ser un importante punto de venta de droga. Conocer para entender. Y que cada cual saque sus propias conclusiones.

El documental está disponible para su visión online aquí, y si se prefiere también puede ser descargado (696 MB).