dimecres, 30 de juliol de 2008

Be virus, my friend...

Algunos videojuegos nos permiten pasarnos al otro lado. En lugar de salvar al mundo, ahora se trataría de intentar acabar con él.
Es el caso de Pandemic II. Se trata de un sencillo pero adictivo juego en flash, en el cual podemos intentar difundir un virus, bacteria o parásito a nivel mundial.


El juego te permite conocer el comportamiento de una epidemia a través de algunos de los factores que la determinan: síntomas, formas de contagio, resistencia a medicinas o clima, etc. Quizás no sea muy divertido, pues se trata de ver la evolución que toma la enfermedad según los parametros decididos y conocer muy por encima el funcionamiento de una epidemia, mientras intentamos extenderla. Y ojo, es más difícil de lo que parece, pero quizás por eso mismo la humanidad sigue existiendo hoy dia...
Pandemic II es gratuito, y está disponible online en formato mediano (para oficinistas veraniegos...) o grande.

dissabte, 19 de juliol de 2008

Una generación de chavales

A raíz de este genial anuncio:


Y de su predecesor:

Se me ocurre así, en dos minutos, algunas cosas que definirían a los treintañeros de hoy. Somos la generación que en lugar de móviles, tuvimos walkie-talkies de los transformers, y el lugar de politonos, llaveritos con botones de colores que hacían ruidos. La generación que podía encender la radio sin peligro de encontrar reggaeton o algún triunfito, y escuchar grupos como Modestia Aparte, Terapia Nacional, Objetivo Birmania, o poner el cassette de Rick Astley mientras pensabas "Jo, este llega lejos, ya te digo". La generación más televisiva, que pasaba los veranos viendo series como El coche fantástico, el Halcón Callejero, el Trueno Azul o El gran héroe americano, sin olvidar Galáctica. Los que los sábados por la mañana nos plantábamos delante de la tele a ver ese irrepetible programa llamado La bola de cristal.


Somos la generación que nos acojonamos cuando se presentó el clip de Thriller cierta nochevieja, pero luego tuvimos el valor suficiente para ir al cine a ver pelis de los Hombre G (la excusa era que allí estarian todas las compis del cole...) Somos la generación que pudimos ver que Michael Jackson era negro, Martes y trece eran 3 al principio (¡esas empanadillas de Móstoles!) o que Bruce Willis era un detective con pelo. Somos los que nos dábamos codazos mientras pasaban a cámara lenta el preciso momento en que Sabrina mostraba su arte oculto.

Somos los que en el grupo teníamos colegas que fardaban de tener un vídeo beta en casa (el futuro, nen), las bambas de regreso al futuro o, mejor aún, las Air Jordan. Eso sí, Michael Jordan sigue a dia de hoy sin ser superado, y parece ser que así seguirá siendo.

Todo esto y mucho más es nuestra generación. Y eso no nos lo quita nadie.

dissabte, 12 de juliol de 2008

No me gustan las despedidas

Que las lágrimas de la despedida
no os impidan disfrutar
del brillo de las estrellas
que
iluminarán vuestro camino a partir de ahora.