diumenge, 13 de febrer de 2005

Reflexiones de un filósofo (venga, un poco de humor fino)

Recuerdo que allá por 1997, en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Barcelona, un examen consistía en una única pregunta que decia así:
"El porqué del por qué".
Resulta que la gente escribía hojas y hojas comentando, debatiendo y dándole vueltas al enunciado. El examen que obtuvo la nota más alta (una matrícula de honor) decía así:
"Y... ¿por que no?".
Y bueno, seguro que el examen de recuperación podría haber sido acerca de la siguiente pregunta:
"¿Porqué la gallina cruzó la carretera?"
No se que explicaría en un examen, pero esto es lo que dijeron algunos personajes ilustres y famosos.

¿POR QUÉ UN POLLO CRUZA LA CARRETERA?

DESCARTES: Porque existe y piensa con claridad y distinción que encontrará algo al otro lado.
PLATÓN: Por su bien. Al otro lado de la carretera se encuentra la verdad.
ARISTÓTELES: Está en la naturaleza del pollo cruzar la carretera.
KARL MARX: Era históricamente inevitable.
CAPITAN KIRK: Para llegar a donde ningún otro pollo había jamás llegado antes.
MARTIN LUTHER KING JR: Ha tenido un sueño donde todos los pollos eran libres de cruzar una carretera sin tener que justificar sus actos.
MOISÉS: Y Dios descendió del paraíso y le dijo al pollo “cruza la carretera”: Y el pollo cruzó y El vio que esto era bueno.
RICHARD M.NIXON: EL pollo no cruzó la carretera, repito, el pollo no cruzó nunca la carretera.
SIGMUND FREUD: El hecho de que te preocupe por qué el pollo cruzó la carretera ya revela tu fuerte sentimiento de inseguridad latente.
BILL GATES: Precisamente acabamos de terminar el nuevo programa “Office Pollo 2005” que además de cruzar la carretera, será capaz de incubar huevos, archivar los documentos importantes, etc…
BUDA: Preguntarse tal cosa es renegar de tu propia naturaleza de pollo.
FEDERICO TRILLO Y ANA PALACIO: Puede que cruzara o puede que no cruzara.
JOSE MARÍA AZNAR: Mire usted, el pollo iba en misión humanitaria.
BILL CLINTON: Juro sobre la constitución que no ha pasado nada entre el pollo y yo.
EINSTEIN: El hecho de que sea el pollo el que cruce la carretera o que sea la carretera la que se mueve bajo el pollo depende, es algo muy, pero que muy relativo.
ZEN: El pollo puede cruzar la carretera en vano, sólo el Maestro conoce el ruido de su sombra detrás de la pared.
STALIN: Hay que fusilar al pollo inmediatamente, y también a los testigos de la escena y a 10 personas más escogidas al azar por no haber impedido este acto subversivo.
GEORGE W. BUSH: El hecho de que el pollo haya cruzado la carretera con toda impunidad a pesar de las resoluciones de la ONU representa un grave ataque a la democracia, la justicia y la libertad. Esto prueba sin ninguna duda que teníamos que haber bombardeado esta carretera hace tiempo. Con el objetivo de garantizar la paz en la región, y para evitar que los valores que defendemos sean otra vez atacados por este tipo de terrorismo, el gobierno de los Estados Unidos de América ha decidido enviar 17 portaaviones, 46 destructores y 154 fragatas con el apoyo desde tierra de 243.000 soldados de infantería y por el aire de 846 bombarderos, que tendrán por misión, en nombre de la liberad y de la democracia, el eliminar todo asomo de vida en los gallineros a 5.000 km a la redonda, y después, asegurarse con unos disparos de misiles muy precisos de que todo lo que parezca de lejos o de cerca un gallinero sea reducido a un montón de cenizas y no pueda nunca más desafiar a nuestra nación con su arrogancia. Hemos decidido también que después, ese país será generosamente dirigido por nuestro gobierno, que reconstruirá gallinero según las normas vigentes de seguridad, poniendo a su frente a un gallo elegido democráticamente por el embajador de los USA. Para financiar todas estas reconstrucciones, nos conformaremos con el control absoluto de toda la producción de cereales de la región durante 30 años, sabiendo que los habitantes locales se beneficiarán de un tarifa preferente sobre una parte de la producción, a cambio de su total cooperación. En este nuevo país de justicia, paz y libertad, podemos asegurarles que nunca más un pollo intentará cruzar una carretera, por la simple razón de que no habrá más carreteras y que los pollos no tendrán patas. Que Dios bendiga a América.